domingo, 4 de diciembre de 2016

Reseña: The Baller, Vi Keeland

Reseña:

The Baller

Vi Keeland



L 
a primera vez que conocí a Brody Easton fue en el vestuario de hombres. Era mi primera entrevista como comentarista deportiva. Y el famoso mariscal de campo decidió desnudarse completamente.
Y con completamente, no me refiero que me contara alguno de sus secretos. No. El imbécil arrogante decidió quitarse la toalla, justo cuando le hice la primera pregunta. En directo. El jugador más valioso de la Super Bowl rápidamente adoptó un nuevo pasatiempo; tener sexo conmigo.
Cuando lo aparté, cambió de querer joder conmigo, a querer joderme.
Pero no salgo con jugadores.
Y no es porque soy una de las pocas mujeres trabajando en el mundo del fútbol profesional.
He salido con atletas.
Es la otra clase de jugadores con los que no salgo.
Ya conoces el tipo. Bien parecidos, fuertes, engreídos y siempre buscando tener sexo.
Brody Easton era el máximo jugador.
Toda mujer quería ser la que lo hiciera cambiar.
Pero la verdad era, que lo único que necesitaba era una chica por la que valiera la pena cambiar.
Resultó ser, que era esa chica.
¿Fácil verdad?
Enfrentémoslo. Nunca lo es.
Hay una historia entre el érase una vez y el vivieron felices para siempre
Y ésta es la nuestra.




Reseña

Y aquí estoy de nuevo. Se acercan las fiestas por lo que prometo esforzarme un poco más en la redacción de las reseñas. Incluso yo estoy un poco decepcionada conmigo misma por la poca cantidad de libros sobre los que he escrito éste año. Aún así, no he dejado de leer, lo que significa que tengo mucha información por pasar a máquina dentro de ese cerebro sobrecargado de datos que no me ayudan a pasar ningún examen y que sostienen mis hombros.
No soy una fan del deporte –mis muslos lo demuestran- y en ésta novela, el futbol es el centro de todo.

Delilah Maddox ha trabajado duro para llegar a donde está y no va a permitir que cierto musculoso, atractivo y con aires de stripper jugador, le impida  alcanzar el séptimo cielo de su profesión.
¿Qué pasa cuando una persona ha encontrado el amor de su vida y lo ha perdido? ¿Cupido da segundas oportunidades?
Una historia romántica y divertida que, a parte de enseñarte un montón de jugadas de futbol americano, te mostrará que las oportunidades no llegan, uno debe crearlas y trabajar duro para que permanezcan. Con infinidad de comentarios impropios de un caballero y gestos nada aceptables para una dama. ¿Pero a quién le importa? Añádele una mejor amiga con pocos –o ningún- pelos en la lengua y un hombre-pez incapaz de eliminar el sarcasmo de todas y cada una de las frases, y obtienes el toque final para hacer de ésta historia que, en un principio, podría ser considerada normalita, en una fantástica.

Sin lugar a dudas, la recomiendo. Vi Keeland tiene asombrosas sagas como Life on Stage y MMA Fighter a sus espaldas y, debo decir, todas me han encantado. Su estilo directo y la dualidad del narrador de las historias de sus protagonistas, le aportan un aire fresco al relato y te permiten adentrarte en el subconsciente del mismo. Sí, no hay excusa, ¡tienes que leértelo!


Citas 

“-Pensé que podrías usar eso –Sus ojos apuntaban a una barra de Irish Spring[1], justo en medio de mi desordenado armario. -¿Huelo mal? –Es para el vestuario, después del partido. Ha pasado un tiempo para ti. Supuse que podrías utilizar el típico se me cayó el jabón al estilo perrito.”
“Las limpiezas son para el colon, no para las vaginas.”
“Soy como un hongo, crezco dentro de ti.”
“Cuando la vida te derribe, detente y busca a tu alrededor algo que sea bueno, porque siempre hay algo.”
“Uno puede controlar sus deseos, pero no su corazón.”
“El buen Señor hizo que los viejos se volvieran sordos por una razón.”[2]
“Por los últimos siete años, había estado buscando paz. Había pensado que la paz era un lugar donde no había tumulto o miedo. Donde no había altos y bajos y donde la felicidad era encontrada en la calma. Pero en ese momento, finalmente me fi cuenta de que la paz no se trataba de evitar cosas. Se trataba de hacer la elección de vivir la vida con todo su caos alrededor y ene le medio de todo, encontrar la calma en tu corazón.”
“Brody Easton, el hombre que había entrado en mi vida como una tormenta, se había convertido en mi calma ¿Qué tal eso para la ironía?”
“¡Una polla! ¡Mi bebé tiene una polla!”


[1] Es una de las marcas de jabón corporal más famosas para hombres.
[2] Refiriéndose a los niños pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Has leído el libro o has visto la película? ¿Te ha gustado? No dudes en dejar tu comentario y dar tu opinión.