martes, 14 de julio de 2015

Reseña: Primera tumba a la derecha (#1 Charley Davidson), Darynda Jones

Reseña:

Primera tumba a la derecha (#1 Charley Davidson)

Darynda Jones


C

Charley Davidson es detective privado ocasional y ángel de la muerte a tiempo completo. Es decir, ve a los muertos. En serio. Y su trabajo es convencerlos de que vayan hacia la luz. Pero cuando estos difuntos han muerto bajo circunstancias poco ideales -por ejemplo, asesinados-, en ocasiones quieren que Charley enchirone a los malos. Y luego están los sueños. Sí, esos sueños intensamente calientes que le han impedido dormir en semanas y que están protagonizados por un sujeto que la ha acompañado durante toda su vida y que parece que no está tan muerto después de todo. De hecho parece que es algo completamente diferente a lo que está acostumbrada a ver. Pero ¿qué es lo que quiere de ella? Y ¿por qué ella es incapaz de resistirse? Y sobre todo ¿qué puede llegar a perder si se rinde a su deseo? 





Reseña

¿Te gustan los novelas policíacas?
¿Te gustan las historias paranormales?
¿Te gustan las comedias?
Sea cual sea tu tipo de libro favorito, Primera tumba a la derecha te va a encantar.


Con un argumento insólito que mezcla de todo y un estilo irónico absolutamente divertido, Darynda Jones ha conseguido robarme el corazón. Hacía mucho tiempo que no leía un libro tan bueno y, sinceramente, no puedo esperar a leer el segundo.


Los personajes son geniales. ¡Adoro a Charley Davidson! He deborado decenas de novelas sobre detectives y sobre ángeles y demonios, pero esta mujer fuerte y tozuda me ha abiero los ojos a un nuevo mundo de comentarios sarcásticos y preguntas retóricas. Charley se describe como una chica normal de veintisiete años que trabaja como detective privado/asesora de la policía/ángel de la muerte, con la capacidad de ver a los muertos -vale, esto ya se sale un poco de lo normal-, y un sentido del humor tan arraigado en ella que no le es posible decir dos frases seguidas sin algun comentario listillo de por medio. ¡Me encanta!

Como personaje de ensueño, está el Malo Malísimo, un tipo realmente atractivo, lleno de secretos y con unos dedos/lengua/todo increíblemente talentosos. ¡Yo quiero un Malo Malísimo! Y no es un capricho, es una necesidad.

En la lista también podemos encontrar a una vecina de lo más comprensiva y simpática, Cookie, y su igualmente encantadora hija, Amber. Además podrás conocer también a unos muertos de lo más simpáticos -muchas veces más que los vivos, lo que es admirable en su situación-, una familia de lo más extraña -¿cómo no?, la de la protagonista- donde cualquiera padece algún tipo de locura y unos detectives increíblemente incrédulos.


Pasión, sangre, misterio, risa, terror, romance... todo y más podrás encontrar entre las páginas de este fantásico libro. Entre mensajes de camisetas, pósters motivadores y pegatinas de paracoches no vas a poder parar de reírte y, desde luego, no vas a volver a ver jamás el trabajo de detective privado como algo aburrido. ¡No te lo puedes perder! Y una vez que empieces ya no podrás desengancharte de las aventuras de Charley Davidson -te lo digo por experiencia, pues yo me fulminé las 346 páginas en una sola tarde.


Citas

"¿Qué clase de sádico llama a otro ser humano a las 4.34 de la madrugada?"
"Aunque por lo general mi peso rondaba los cincuenta y siete kilos, cuando todavía estaba medio dormida ascendía hasta los doscientos quince."
"Incluso la gente muerta necesitaba una saludable sensación de bienestar."
"<<Prohibido el paso a gente muerta más allá de esta puerta. Y sí, si de repente posees la capacidad de atravesar las paredes, estás muerto. No estás tumbado en alguna cuneta a punto de despertar. Acéptalo de una vez. Y mantente bien lejos de mi cuarto de baño.>>"
"-¿Por qué los tíos tenéis la equivocada idea de que podéis decirle lo que queráis a quien queráis desde el momento en que morís? -¿Porque mi esposa no puede oírme?"
"Tenía [...] unos ojos grises ahumados capaces de atrapar el alma de cualquier chica que se atreviera a contemplarlos durante un tiempo. Gracias a Dios, mi capacidad de atención era la de un mosquito."
"Nunca llames a la puerta de la muerte. Toca el timbre y sal corriendo. Detesta que hagan eso."
"Si hiperventilas y te desmayas, no pienso sujetarte. Me hice daño en el hombro el otro día, jugando al golf. En mi família también había mucho amor."
"Me encantan los niños, pero creo que no podría comerme uno entero."
"Si bien Cookie y yo congeniamos al instante, la chica me preocupaba un poco. Nunca me habían gustado mucho las criaturas de metro veinte con la extraña capacidad de detectar todos mis defectos en menos de treinta segundos."
"Jenio."
"Resultaba difícil ser una fuente constante de decepciones para la mujer que me había criado, pero yo lo intentaba con todas mis fuerzas."
"Era difícil competir con ella. Sobre todo porque Gemma y yo éramos polos opuestos. Gemma tenía el pelo rubio y los ojos azules. Yo no. Gemma siempre fue una estudiante de sobresaliente. Yo era una estudiante de notables... de notables esfuerzos por darlo todo. A Gemma le iban las ciencias;a mí, saltarme las clases. A Gemma se le daban bien los idiomas; a mí se me daba bien el italiano macizorro que vivía calle abajo."
"Decepcionarlo era mucho más fácil que romperme los cuernos intentando no hacerlo."
"¿Podemos entrar? Supongo que no tenemoos mucho tiempo, y quiero comerme con los ojos a ese morenazo alto y escéptico todo lo que pueda. ¿Por qué no lo conocí ayer? Habría muerto feliz."
"-¿Ves muertos todo el rato? -Cada dos fines de semana y en vacaciones. -¿Están..., ya sabes, por todas partes? -¿El culo de las ranas es impermeable?"
"El despertar era como una bifurcación en el camino, y el proverbial viajero debía tomar una decisión. Por desgracia, la dirección que llevaba a Charley-ve-muertos era mucho más escabrosa que el camino más transitado y seguro de Charley-está-chiflada."
"Me puse en pie y rodeé el escritorio para poder mirarlo desde arriba. Con aire amenazador. Como Darth Vader, aunque con una capacidad pulmonar mayor."
"TDA. Toda una vida de distracciones."
"Hoy en día, los sindicatos del crimen están más jerarquizados que la nobleza británica."
"Había pocas cosas que le hicieran menos gracia a mi padre que pensar en una visita del Centro de Control y Prevención de Enfermedades. Aquella posibilidad ocupaba algún lugar entre una auditoría de Hicienda y una demanda colectiva."
"La inteligencia tiene ciertas limitaciones. La locura... casi ninguna."
"-¿Has venido aquí a ligar conmigo? -¿Tan evidente resulta? -Pues claro. Siempre atraigo a las chifladas."
"Conservar la atención de Rocket era como servir espaguetis con una cuchara."
"Los chicos también tienen sentimientos. Pero... ¿a quién le importa?"
"Pasas tan despercibid como un camión gigante en una exposición de coches exóticos."
"-¿Quién es ese? -pregunté mientras señalaba un segundo coche de policía de incógnito estratégicamente aparcado a unos metros de distancia. Se había camuflado por completo en la oscuridad. Salvo por un detalle minúsculo e insignificante: tenía las luces de posición encendidas. me dio en la nariz que el tipo no se había graduado el primero de su clase."
"-Yo aprecio que sepas adelantarte. No tanto como tu delantera, pero aun así.... -Mi delantera, como tú la llamas, tiene nombre. Este es Peligro. Y este es Will Robinson. Apreciaría que te dirigieras a ellos como es debido."
"Las vigilancias secretas eran un coñazo. Y sentía que mi deber cívico como conocida experta en sarcasmo era aligerar el ambiente un poco, así que di un sorbo más."
"-¿Por qué no vas a hacerle compañía a Taft? -No puedo. -¿Por qué no? -No me cae bien. -Pues perfecto. Creo que tú tampoco le caes muy bien."
"-No pienso dejar que te acerques a ese lugar, Charlotte Jean Davidson. Oh, oh. Ubie se había puesto superserio. Le daba dos minutos. Sesenta y siete segundos y tras tres largos sorbos después, ya había cambiado de opinión. -Está bien."
"Había perdido la discusión. Y aunque tenía muchísima práctica, no se me daba bien perder."
"Intento revolcarme en la autocompasión. ¿Te importaría concederme un minuto?"
"Sabes que padeces trastorno de déficit de atención cuando.... ¡Mira! ¡Un pollo!"
"No te mata la caída, sino el golpe contra el suelo."
"<<¿Te ha visitado hoy la encarnación de la muerte? Si no es así, adelántate hasta el paso diez. Si es así, déjalo ya, porque estás jodida, guapa. Puedes irte a casa. Y respirar ondo, porque va a dolerte. Tal vez quieras telefonear a un amigaa, decirle que ya puede despedirse de ti...>>"
"Si al final tienes que acudir a un terapeuta, ¿Tendré que pagarlo yo?"
"-Esa mujer nunca deja de asombrarme. -Deberías probar su asado de carne. Es de los que hacen que crezca pelo en el pecho."
"Mi capacidad de atención sería mayor si no hubiera tantas cosas brillantes."
"No sé si se despayó o si solo quería examinar de cerca las grietas de las baldosas, pero el caso es que se ha dado un buen golpe."
"No hay nada peor que el timbre de un móvil en medio de una detención; todo el mundo te mira con muy mala cara."
"Las mujeres que se portan bien no suelen hacer historia." -Laurel Thatcher Ulrich
"-¿Quieres saber de lo que estoy harta? -¿De la antiestética celulitis?"
"Reírse era como la gelatina. Siempre quedaba un huequecito para tomar un poco más de gelatina."
"Lo importante de la vida no es encontrarte a ti mismo. Lo importante es el chocolate."
"-No suelo entablar amistad con asesinos. Menudo esnob."
"Quizá la justicia fuera ciega, pero como tratamiento paliativo no tenía precio."
"Sarcasmo. Uno de los muchos servicios que ofrecemos."
"-¿Charley? -Sí, soy yo. ¿Cómo lo sabíais? -Tu ayudante nos dijo que serías la única chica que entrara por la puerta con pinta de sentirse orgullosa de un nombre como Charley Davidson."
"Nunca se toma suficiente guacamole."
"No molesten. Ya lo han hecho."
"Seguro que me obligaban a hacer una declaración, y se me daban fatal las declaraciones. Lo mío eran las miradas gélidas y las réplicas ingeniosas."
"Cuando pelees con payasos, ve siempre a por el malabarista."
"Tal vez no lo parezca, pero soy un experto en fingir que soy un ninja."
"-Debo admitirlo, Davidson, estoy impresionado. Se necesitan cojones para hacer eso. -Por favor... , lo que se necesitan son ovarios. Y de esos tengo dos."
"-Aún no puedo creerlo. Has sobrevivido a la paliza de un borracho enorme que pretendía rehacerte la cara, a una caída de más de tres metros desde una claraboya y no solo a uno, sino a dos intentos de asesinao, para acabar derribada por un tacón. Siempre he sabido que estas cosas son un peligro. -La predisposición genética a las enfermedades mentales también es un peligro, pero no veo que tú te quejes."
"No te mezcles en asuntos de dragones, porque estás crujiente y sabes muy bien con ketchup."
"-Eres el hijo de Satán. Literalmente. -Y tú eres la hijastra de Denise Davidson. -Vale, estamos empatados."
"¿Crees que estoy chiflada? Porque a estas alturas, la cordura es lo único que me queda. Bueno, eso y el burrito del desayuno."

4 comentarios:

  1. Hola, este es el libro mas antiguo pendiente de leer que tengo en mi estantería :)
    Acabo de descubrir tu blog. Ya tienes nueva seguidora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Estoy segura de que el libro te gustará tanto como a mí, es único:)

      Eliminar
  2. Me Puedes Enviar El Archivo A Mi correo
    Krishnasepulveda2@gmail.com
    ME dice Que El Archivo Fue Borrado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://drive.google.com/open?id=0B0XN2LVJAFqjZm1Rd1NTbUNPQ1U

      Aquí tienes el enlace. ¡Que lo disfrutes!

      Eliminar

¿Has leído el libro o has visto la película? ¿Te ha gustado? No dudes en dejar tu comentario y dar tu opinión.