martes, 2 de junio de 2015

Reseña: Sweet Rome (#2 Sweet Home), Tillie Cole

Reseña:

Sweet Rome (#2 Sweet Home)

Tillie Cole



Conociste a Romeo Prince en la exitosa novela, Sweet Home. Ahora escucha la historia de sus labios: a puertas abiertas, sin censura, y en carne viva hasta los huesos.
Me da risa cuando oigo que la gente piensa que Molly y yo nos precipitamos demasiado, recitando que no podemos sentir tanto el uno hacia el otro en tan corto espacio de tiempo. Y digo yo, ¿Cómo demonios lo pueden saber? Lo logramos, ¿no? Ella se convirtió en toda mi vida, ¿verdad? ¿Y en cuanto a mis viejos no siendo reales, siendo verdaderos? Díganme eso a los diez, once, doce, maldita sea, toda mi bastarda vida, cuando yo nunca era suficiente, cuando me golpeaban hasta sangrar por ser demasiado bueno en el fútbol y no ser todo lo que ellos habían soñado: el hijo perfectamente obediente. Díganselo a los miles de niños de todo el mundo cada vez lamentándose por sus padres idiotas por cualquier razón estúpida; díganles mal no existen en sus ojos.
A la mierda Romeo y Julieta. Esta es la historia de mi chica y mía, saliendo de mis labios. Sin sentimientos blandos, sin empalagos, sólo la verdad sencilla y dura, y, porque me siento generoso, voy a dejarte entrar también en más de nuestra historia. 




Reseña

¿Te gustó la primera entrega de la saga Sweet Home? En ese caso, estoy segura de que para estas fechas ya habrás añadido a Romeo Prince en tu lista de novios literarios. ¿Y qué mejor forma de seguir conociendo a nuestro Romeo que leyendo la historia des de su punto de vista?
Conoces la historia de Rome y Molly, cómo empezó su relación, los baches que sufrieron por el camino –algunos más gordos que otros-, y el final, todo des del punto de vista de Molly, pero ahora le toca a Rome. El chico intenso y con una infancia terrible a su espalda que se enamoró de la inteligente y preciosa chica inglesa.

La verdad es que se trata de un libro bastante repetitivo, teniendo en cuenta que la mayor parte de éste, vuelven a repetirse las escenas de la primera entrega. Aun así, la autora añade algún que otro capítulo nuevo y una extensa visión a veinte años de dónde acaba Sweet Home.
Esta novela me permitió entender mejor a Romeo. En la primera, en ciertas situaciones, me preguntaba por su actitud y la forma tan brusca o intensa –depende de por donde se mire- en que actuaba, y ahora puedo comprender el por qué. Además, también pude aprender de la relación de Rome con sus amigos sobretodo Austin y Jimmy-Don. Son como los tres mosqueteros. Se entienden sin necesidad de decir mucho, se apoyan en todo momento tanto dentro como fuera del campo y, es tan fuerte su amistad, que perdura a lo largo de los años.
Lo que más me gustó, sin duda, es la última parte. En el anterior libro nos quedamos en el preciso momento en el cual Rome le pide a Molly que se case con él y ella acepta. Pero éste va mucho más allá. Se remonta a veinte años y te muestra que la pareja, a pesar del tiempo, sigue intensamente enamorada. ¿Qué mejor final podría pedir?
Sinceramente, creo que te va a gustar tanto como a mí. Si a veces te resulta muy repetitivo, puedes leerlo un poco en diagonal –yo lo hice-, pero te recomiendo que prestes atención a los capítulos extras, no te defraudarán.

Citas

El logro más grande no consiste en nunca hacer, sino en levantarnos de nuevo cuando caes.-Vince Lombardi
“-¡No recuerdo a Romeo siendo tan insistente con Julieta! –Y mira como eso funcionó para ellos. Mi sistema es mejor, menos muerte, más orgasmos.”
“-Cait Turner, jugadora de soccer y campeona de todo el estado. Escuché que molió a golpes a Cody Brown por agarrar su culo hace unas semanas. ¿Qué has hecho para que saque su pistola por tu sangre? –Irrumpí para hablar con Mol el otro día y como que luché con ella por las escaleras cuando trató de sacarme por la fuerza.- Juro Rome, tú sí que sabes cómo tratar a las mujeres. ¡Si no están abriéndose ampliamente por tu culo malhumorado, están tratando de patearlo!”
“Nunca había oído esas palabras dirigidas a mí antes. Te amo, dos pequeñas palabras que, hasta que conocía  Molly, pensé estaban reservadas para las películas cursis y soñadores poco realistas de mierda.”
“-La última vez, te lo prometo. Voy a cambiar. No más limpiar mis líos. Palabra de explorador. –Nunca fuiste explorador, Romeo. –Me uní… -¿En serio lo hiciste? –Mm-hmm… pero me echaron por pelear. -¿Por qué no me sorprende?”
“¡Caramba, Rome! Sé que soy tu padrino! ¡Tengo el esmoquin perfecto en mente! Tengo el día planeado... ¡Será sólo… simplemente perfecto!”
“Nunca he estado más seguro de nada en mi vida como lo estoy de que siempre estuvimos destinados a ser. Estamos mejor juntos que separados, y no importa lo que suceda en nuestras vidas, sé que despertar y verte cada mañana siempre será la mejor parte de mi día.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Has leído el libro o has visto la película? ¿Te ha gustado? No dudes en dejar tu comentario y dar tu opinión.