sábado, 9 de mayo de 2015

¿Ser uno mismo o encajar?

¿SER UNO MISMO O ENCAJAR?

Encajar en un sitio puede ser difícil y sobre todo a nuestra edad y en este mundo de locos.
En el instituto la imagen está sobrevalorada y el hecho de ser nueva y de no conocer a nadie, te sitúa en el olvido; si no eres guapa o tienes una talla treinta y seis, eres una fracasada; si la ropa que llevas no es de marca, no mereces ni que te miren; y si no le das a la botella o sales de fiesta, se te considera una antisocial y marginada.

Des del primer momento en que pisamos un instituto, se nos designa con un mote: foca, empollona, fiestera, chony, friki, acoplada… Es muy complicado ser uno mismo en un lugar tan exigente, así que nos limitamos a no destacar y a vestir, hablar o actuar como el resto. Nos asusta lo que puedan pensar los demás por miedo a quedar excluidos del resto de compañeros.

De lo que no nos damos cuenta es que si únicamente copiamos a los demás, acabaremos siendo todos iguales. La diversidad se extinguirá y acabaremos todos viviendo como robots, sin nada especial que nos distinga del resto ni nada que tengamos capacidad de hacer mejor que otros.


Cuesta, no digo que no, y soy la primera en esconderme, pero debemos hacerlo. Somos capaces, solo necesitamos algo que nos empuje a dar el primer paso, a mostrarnos tal y como somos. No podemos temer el ser diferentes, porque eso es lo que nos hace especiales a cada uno de nosotros y porque no seremos felices hasta que no salga nuestro verdadero yo a la luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Has leído el libro o has visto la película? ¿Te ha gustado? No dudes en dejar tu comentario y dar tu opinión.