domingo, 31 de mayo de 2015

Reseña: Sweet Home (#1 Sweet Home), Tillie Cole

Reseña:

Sweet Home (#1 Sweet Home)

Tillie Cole


A
la edad de veinte años, Molly Shakespeare sabe mucho.
Ella sabe de Descartes y Kant.
Ella sabe de la academia y Oxford.
Ella sabe que la gente que ama la abandona.
Ella sabe cómo estar sola.
Pero cuando Molly deja lejos los cielos grises de Inglaterra atrás para comenzar una nueva vida en la Universidad de Alabama, encuentra que tiene mucho que aprender, no sabía que un verano podría ser tan caliente, no sabía que los estudiantes podían ser tan intimidantes, y seguramente no sabía lo mucho que a la gente de Alabama le gusta su fútbol.
Cuando un encuentro casual con al afamado estrella mariscal de campo, Romeo Prince, la deja incapaz de pensar nada de eso excepto en sus ojos marrón chocolate, cabello rubio oscuro y el físico perfecto, Molly pronto se da cuenta que su vida tranquila, solitaria está a punto de cambiar dramáticamente para siempre...




Reseña

¿Alguna vez has oído a hablar sobre los trágicos amantes de Verona? ¿Tal vez te suenen los nombres de Romeo y Julieta, o el de un tal Shakespeare? Pues si es así, no lo dudes, esta historia no se le parece nada a la obra sobre los Montesco y los Capuleto.
Molly Shakespeare es una chica muy lista –una geek de la filosofía- y ha venido desde Oxford a Alabama como ayudante de su profesora y así poder terminar su máster para después convertirse en profesora. Hasta aquí todo suena bien, ¿verdad? Peor lo que no sabes es que Molly no tiene familia alguna, su madre murió en el parto, su padre cuando ella tenía seis años y su abuela, el único familiar que le quedaba, la dejó a la temprana edad de catorce años. Es por eso que se centra en sus estudios y no mantiene relaciones, pero su vida cambiará cuando conoce a Romeo Prince –¿empiezas a ver la conexión?-.
Rome es una estrella del fútbol americano, tiene a todas las chicas y a muchos chicos suspirando por él, pero aúna sí, no es feliz. Durante toda su vida ha sido odiado por sus padres –sí, has leído bien- y su insistencia para que se case con Shelly –una perra de cuidado de la que hablaré a continuación- está llegando a ser cada vez mayor. Sin embargo, un día, gracias a cierta chica inglesa de crocks naranja fosforescente, las nubes que cubrían su mundo parecen empezar a abrirse y a dejar entrever los rayos de luz de one day nuevo.

Cuando leí la sinopsis de esta novela no dudé un instante en decidir que quería leerla. ¿Y quién no cuando esta menciona a Descartes y a Kant? Y definitivamente hice bien, porque me encantó.
El personaje de Molly tiene una fuerza de voluntad que pocas veces he visto, incluso en libros, y su dedicación casi compulsiva a conseguir su sueño de ser profesora es admirable. Otra cosa que me encantó es que no ve. Y eso no me refiero a que necesite gafas para leer o para ver la televisión, no, sino que, citando al libro, está más ciega que un murciélago, y eso me gustó porque yo comparto su misma situación y, además, pocas protagonistas de este tipo de historias llevan gafas por lo cual me fue más fácil identificarme con ella.

¿Y qué sobre Romeo? Bueno, está claro que él no vive la mejor situación de todas. Sus padres no pueden ni mirarlo a la cara sin una mueca de asco y su sueño de convertirse en jugador de futbol americano profesional parece cada vez más lejano teniendo en cuenta lo que ya han planeado para él como único heredero de los Prince. Aun haber pasado por una horrible infancia, Rome se ha convertido en un muy atractivo quarterback, solicitado para entrar en la NFL tras finalizar la universidad y enamorado de la chica a la que considera su hogar.
Otros personajes que me encantaron son las amigas de Molly: Cas, Lexi y Ally, y su profesora, Suzy. Simplemente geniales. Y, por otro lado, los amigos de Rome que lo acompañan en todas sus batallas dentro y fuera del campo. También están –pero no te confundas, a estos los odio-, la ni-en-sus-sueños-futura-prometida de Rome, Selly, y los padres de él. Lo prometo, no tengo palabras. Creo que poca gente es tan malvada como ellos y desde luego, des de mi punto de vista, no merecen ser catalogados siquiera de personas: intentando separar a la pareja solo por sus intereses propios, engañando, mintiendo y mucho más…
En resumen, hay de todo, buena y mala gente, pero lo que si abunda es el amor. La relación entre Molly Julieta Shakespeare y Romeo Prince –obviamente destinados a estar juntos-, me tocó el corazón. Ambos vienen de pasados horribles pero tienen algo en común: no pueden vivir el uno sin el otro, son almas gemelas. Y, lo peor, cuando las cosas parecen ir bien, el infierno vuelve a estallar y a chocar contra los pobres amantes desventurados.
Un libro lleno de multitud de momentos dulces, momentos de pasión y momentos en los que –al menos a mí- te harán soltar alguna que otra maldición. Lo seguro es que, si te gustan las novelas románticas, tienes que añadir Sweet Home a la lista de libros por leer sin excepción. No te decepcionará y además, te mantendrá impaciente para leer el próximo libro de la saga, Sweet Rome, donde podrás volver a leer la historia de Molly y Romeo desde el punto de vista de éste último.


Citas

“-¿Están todas ahí? -¿Qué? –Mis costillas. ¿Falta una? –Bien, creo que has perdido un tornillo. ¿Crees que has perdido una costilla? –Sólo pensaba que Dios tomó una de las mías cuando te hizo.”
“¿Por que un ser humano quiere a otro? Mi cuerpo te reconoce como algo que es bueno para mí. MI mente te reconoce como alguien que es correcto para mí, y mi alma te reconoce como alguien que está destinado a mí.”
“-Hola, Mol. –Hola, tú. -¿Vas a darme ese dulce beso de la suerte? –Si eso es lo que quieres. –Definitivamente sí.”
Eres para mis pensamientos como el alimento a la vida, o como el dulce y condimentado rocío lo es para la tierra.
–William Shakespeare
“Molly, un hogar no es un lugar. No es un país o un pueblo o un edificio o la posesión. El hogar está con la otra mitad de tu alma, la persona que comparte tu dolor y te ayuda a llevar la carga de la pérdida. El hogar es con la persona que a lo largo de todo nunca se da por vencido contigo y te trae la felicidad eterna.”
Algunas cosas en la vida son malas. Realmente pueden volverte loco. Otras cosas sólo te hacen jurar y maldecir. Cuando la vida sea una mierda, no te quejes, das un silbido, y esto va a ayudar a que las cosas salgan mejor. Y mira siempre el lado brillante de la vida…
-Python

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Has leído el libro o has visto la película? ¿Te ha gustado? No dudes en dejar tu comentario y dar tu opinión.