jueves, 19 de febrero de 2015

Prince of a Kiss (#1 Forbidden Men), Linda Kage

Prince of a Kiss

#1 Forbidden Men

Linda Kage

 Sinopsis
Foto: goodreads.com
No importa lo que diga mi prima; no soy la reina de las relaciones imposibles. Quiero decir, sólo porque mi último novio trató de matarme y me dejó una pequeña cicatriz en el cuello, entonces me obligó a mudarme al otro lado del país y cambiar legalmente mi nombre a Reese Randall para escapar de él, no significa que...
Oh, ¿a quién estoy engañando? Para una estudiante de primer año en la universidad, tengo que tener el peor historial de citas.
No es de extrañar que el amor sea la última cosa en mi mente cuando Mason Lowe entra en mi vida. Pero la química entre nosotros es como ¡bam! Nuestra conexión desafía la lógica. Y él es tan malditamente sexy. Estar cerca de él me hace sentir más viva de lo que nunca me he sentido. Incluso me gusta pelear con él. Podría ser mi alma gemela... excepto por un pequeñito problema.
Es un gigoló.
Dios, sí que sé cómo elegirlos.



Reseña

Si fuera una persona complaciente y les hiciera caso a mis profesores sobre tener que trabajar en acortar mis respuestas antes de irme por las ramas, os diría que este libro me gustó. Ya está. Por desgracia para ellos, y como ventaja para vosotros, nunca les he hecho caso a aquellos que intentan encerrar mi lado nerd. Así que aquí va mi verdadera respuesta a la pregunta:
Es posible que te preguntes que es un gigoló –yo lo hacía hasta que lo busqué en el diccionario después de leer la sinopsis de esta novela- por lo que voy a proporcionarte una clara definición del término: un gigoló es un joven que se prostituye con mujeres mayores por dinero o regalos. Habiendo aclarado esto me gustaría preguntarte: ¿Cuál crees que es la razón por la que un “joven” se convierte en gigoló? Si la respuesta es placer, me temo que te has equivocado; si por otro lado has contestado a la pregunta con dinero, déjame decirte ¡ding, ding, ding!, has acertado. Así es, el protagonista caliente y gigoló de esta novela (Mason) se hizo gigoló por dinero. Pero ese no dinero no era para cualquier cosa, no, era para cuidar de su hermanita pequeña con parálisis cerebral –decidme lo que queráis, pero a mí me parece una causa muy noble.
Pero la cosa no acaba ahí. Es posible que tampoco sepas que es un psicópata: un psicópata es un enfermo mental que padece una psicopatía, es decir, una enfermedad mental, en especial la anomalía psíquica por obra de la cual, a pesar de la integridad de las funciones perceptivas y mentales, se halla patológicamente alterada la conducta social del individuo que la padece como consecuencia de una adaptación al medio –en resumen, un loco. Bueno pues la chica (Reese) está escapando de su ex, un claro ejemplo de la definición anterior pues intentó matarla cuando ella cortó con él. El caso es que ahora se ha mudado a la otra punta del país para que este no la encuentre, ha tenido que renunciar a su sueño y tiene que trabajar para pagarse sus caprichos caros de moda.
E ahí el momento decisivo. Reese encuentra un trabajo como niñera de una niña con funcionalidad diversa y, adivina, sí, es la encantadora Sarah, también conocida como –redoble, por favor…- la hermana del gigoló más solicitado por las mujeres del pueblo. Uno sólo puede imaginar.
Aun así no quiero desvelaros nada más, si os interesa podéis leeros el libro y descubrir por vosotros mismos las locuras por las que pasan este dúo. A mí lo que más me gustó –y tened en cuenta que este es el punto de vista de la reina de los frikis- fue la mención de la gran saga de Harry Potter cuando la chica consigue que los hermanos Lowe (Mason y Sarah) se conviertan en grandes fans de los libros y sean incapaces de esperar al terminar cada uno de ellos. ¡Es el poder de los pottericos!
¡Nox!

Citas

“Sí, me sentía mal por un gigoló. Demándame.”
“Si amas a alguien lo suficiente, puedes hacerlo invencible. SI tus sentimientos por ellos son muy fuertes, funcionan como un escudo mágico, protegiéndolos de todo daño y dolor.”
“Ninguna mujer heterosexual en el planeta podría entrar en pánico con una imagen mental del combo de los hermanos Hemsworth.”
“-Sonríes un poquito malévolamente en este momento. No sé si estar impresionado o atemorizado.-Impresionado. Siempre impresionado.”

“Eres rara… y sin embargo, convencional. Inocente pero, mundana. Reservada pero, extrovertida. Sincera pero, precavida. Moderna pero también, práctica. E infantil todavía logras ser madura. Es como… eres una perfecta contradicción.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Has leído el libro o has visto la película? ¿Te ha gustado? No dudes en dejar tu comentario y dar tu opinión.