sábado, 14 de febrero de 2015

Indulgent Pleasures, Monica Murphy

Indulgent Pleasures
Monica Murphy


Sinopsis
Foto: goodreads.com
La escritora Stephanie Shaw está en la vía rápida para conseguir su propia columna en la revista de San Francisco City. Investigando las fantasías sexuales más populares de los jóvenes y solteros en la ciudad suena maldit-muy... impresionante. Pero tiene un gran problema: nadie está dispuesto a ayudarla a poner su amplia investigación a prueba.

Introduzca el ex-beisbolista profesional superestrella Justin "El Halcón" Hawkins. Él no pensaba en tener una aventura de una noche en una maldita limusina enloqueciendo con la bella y torpe Stephanie. Una vez que él la tiene, sin embargo, no puede dejar de pensar en ella. Pronto ellos están conectando en todas partes, teniendo la aventura más caliente imaginable. Haciendo que todas sus fantasías secretas se hagan realidad... y algo más.

El medio tímido Justin no tiene idea de Stephanie es una escritora,  y que está compartiendo sus aventuras sexuales con toda la ciudad a través de su columna.

A medida que caen más profundo, Stephanie está en conflicto. ¿Decirle al dulcemente hermoso Justin sobre su columna anónima detallando cada uno de sus encuentros o mantenerlo en secreto y arriesgarse a ser atrapados? Él nunca la perdonaría por hacer una cosa así

¿O, lo hará?



Reseña
En primer lugar y antes de leer la reseña a continuación me gustaría que parases un momento, abrieras tu mente y te preguntaras: ¿cómo me sentaría si mi pareja publicara hasta el último detalle de nuestros encuentros sexuales en una revista donde cualquiera pudiera leerlo?
Esto fue lo que me pregunté yo en el preciso momento en el que leí la sinopsis de este libro, y lo único que se me ocurrió fue un: Dios, ¡lo mataría!
Pero casualmente cambié de opinión. Ya no era un ya puede esconderse bien porqué miraré debajo de cada piedra y cuando lo encuentre me lo cargaré, sino un bueno, todo depende de las circunstancias.
Y ahora os explicaré el porqué de mi declaración.

Stephanie tiene un trabajo –hace falta remarcar que es su trabajo soñado- pero este peligra por culpa de su fastidioso y mujeriego compañero (Caleb). Ambos deben impresionar a su jefa (Zoe) para conseguir una columna en la revista y mantener su puesto, pero hay muchas maneras de conseguir el visto bueno. Una de ellas es trabajar duro y esforzarse dando lo mejor que uno tiene –opción de Stephanie- , la otra es tirarse a la jefa –opción de Caleb-. Hay que tener en cuenta también, que nadie en su sano juicio pondría como tema de competición las fantasías sexuales de los diferentes sexos, nadie excepto Zoe, pero esa es otra historia.
Hasta el momento la cosa no va tan mal: para conseguir su puesto de trabajo soñado, al protagonista tiene que hacer algo que no le gusta –todos nos hemos encontrado alguna vez en esta situación. Pero el tema se complica cuando, por arte de magia, un sujeto endemoniadamente caliente se cruza en el camino de Steph durante la noche de cacería para encontrar al conejillo de indias con el que probará las diez fantasías sexuales femeninas más populares. No es culpa suya tampoco el hecho de que dicho sujeto sea famoso (Justin Hawkins, jugador de béisbol) –no se presentaron formalmente que digamos antes de echarse un rapidito en el asiento trasero de su Towncar Lincoln. A su vez, no se puede culpar a Stephanie por haber enamorado al famoso ya que sólo se habían visto una vez  y, seamos sinceros, él podía tener a cualquiera.
Por otro lado está la certeza de que Justin no sabía que sus relaciones sexuales con la cuál pensaba era una reportera que solo escribía sobre estilo y hogar, saldrían publicadas en una revista de ámbito nacional, pero esto tampoco era culpa de Stephanie. Ella había sido muy cuidadosa al respecto: los artículos se escribían bajo un pseudónimo, en estos no aparecían referencias que pudiesen señalara alguien, incluso había firmado un contrato con un montón de cláusulas para que toda información referente a ella quedara en secreto. Pero, claro está, tenía que llegar el muy celoso Caleb y, con la ayuda de Zoe –si no hubiera estado tan ciega de lujuria por el chico, seguramente se habría dado cuenta que era una pésima idea- , destapar la relación de Steph con Justin y todo lo relacionado con los artículos.
No diré nada más para no destapar más información y, sobretodo, para no estropearle el final a nadie, pero si decides leerte el libro, te aseguro que no te decepcionará.
¡Compruébalo!

Frases
“Creo que estás jodidamente loco, pero oye, ¿qué sé yo?”

“Te lo dije, me gusta mirar los playoffs. Me gusta llevar un control sobre quién está ganando, así sé a quién animar cuando se inicie la Serie Mundial.” 
“-Quiero que te mudes conmigo.
–Está bien.
–Eso fue fácil.
–Ssh. No dejes que se sepa eso de que soy fácil.
–Mientras seas fácil sólo conmigo.”

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ha sido un placer. Espero que hayas disfrutado de la lectura tanto como yo.

      Eliminar

¿Has leído el libro o has visto la película? ¿Te ha gustado? No dudes en dejar tu comentario y dar tu opinión.